Search

Empatía en el trabajo



Resumen


¿Qué es la empatía? La empatía se define como la capacidad de entender y compartir los sentimientos de otra persona.


Hay dos tipos de empatía, empatía afectiva y empatía cognitiva.


La empatía cognitiva o la toma de perspectiva es lo que sucede cuando estamos tratando de ser activamente empáticos.


Empatía en el trabajo. Empresas que valoran la empatía sobresalen en tres rasgos principales. Son dignos de confianza, son pacientes y son comprensivos.





¿Qué es la empatía?

Para ser comunicadores empáticos, primero tenemos que ser empáticos. Entonces, ¿qué es la empatía y cómo es la empatía en el mundo real? La empatía se define como la capacidad de entender y compartir los sentimientos de otra persona.

Hay dos tipos de empatía, empatía afectiva y empatía cognitiva. La empatía afectiva, también llamada empatía emocional, es el tipo de empatía que todos tenemos inherentemente. Aquí es donde reaccionamos a la exhibición de emociones de otra persona. Si alguien está llorando, le conseguiremos un pañuelo. Si alguien nos sonríe, nos sonreímos.


La empatía cognitiva o la toma de perspectiva es lo que sucede cuando estamos tratando de ser activamente empáticos. La empatía cognitiva es cuando estamos tratando de sentir lo que la otra persona siente con el fin de entender mejor y comprometerse con ellos.


Para explicar más lo que es la empatía, hay que entender lo que no es. Y la empatía no es simpatía. La simpatía es sentir dolor o piedad por la desgracia de otra persona. ¿Cómo se compara esto con la empatía? Simpatía describe tus sentimientos acerca de otra persona o situación. La empatía es cuando estás eliminando tus sentimientos y centrándote en los de la otra persona. Es ver una situación desde su perspectiva.


Cuando revisamos el ejemplo de una persona llorando, ser empático es entender que la persona está triste y luego actuar en consecuencia. Ser empático es entender por qué esa persona está triste, identificar de dónde vienen las emociones y luego interiorizar sus sentimientos como nuestros. De esa manera podemos realmente caminar en sus zapatos.


La empatía no es una oportunidad para hablar de ti contando o educando. Cuando estás siendo empático con otra persona, estás hablando con ellos de la manera que mejor pueden recibir tu mensaje. Alejarse de la imagen es la clave para comunicarse con empatía.

Empatía en el trabajo

La empatía en el trabajo realmente entra en juego cuando las cosas van mal, como cuando los proyectos pierden la financiación o los despidos inesperados salen de la nada.


Empresas que valoran la empatía sobresalen en tres rasgos principales. Son dignos de confianza, son pacientes y son comprensivos.


El primer componente central de una empresa empática es la confianza. Cuando una empresa es empática, sus empleados confían en ella para ser abierta y honesta sobre lo que está sucediendo dentro y fuera de la oficina.

Los rumores pueden ser la muerte de la productividad, y las empresas empáticas lo saben. Por lo tanto, elimina esos rumores lo antes posible hablando abiertamente sobre posibles despidos, recortes o cambios en el horizonte. Y cuando los líderes hablan abiertamente con sus equipos, los empleados se sienten más cómodos compartiendo lo que está pasando en sus vidas personales y cómo puede estar afectando su trabajo. Es posible que la pareja de alguien acaba de ser transferida o que el padre de alguien esté luchando contra el cáncer. En las empresas empáticas, los empleados se sienten lo suficientemente seguros como para hablar sobre lo que pesa mucho sobre ellos. Esa sensación de seguridad fomenta la productividad.


El segundo componente central de la empatía en el trabajo es la paciencia. La paciencia es ser lento a enfadarse y juzgar pero rápido en la compasión. Sin paciencia, no hay empatía.


El último componente central de la empatía en el trabajo es la comprensión. Los equipos están llenos de personas de diferentes edades, orígenes étnicos, afiliaciones religiosas y políticas, y orientaciones sexuales. Es muy fácil ver las diferencias antes de ver las similitudes. Las empresas con una cultura de empatía, sin embargo, ven esas diferencias como fortalezas fundamentales.

Los equipos empáticos saben que diversos orígenes aportan diversas ideas. Por lo tanto, en lugar de permitir que esas diferencias de opinión los destrocen, se acercan a los puntos opuestos desde un lugar de entendimiento. Están viendo el punto diferente desde la perspectiva de la otra persona. Como resultado, la creatividad florece. La empatía en el trabajo es que es una oportunidad para aprender de los que te rodean.

La importancia de la empatía profesional

Cuando la mayoría de la gente piensa en empatía, piensan en no herir los sentimientos de las personas o verse obligados a gustar a alguien que es muy diferente de ellos. Esto no es el caso, especialmente cuando se trata de ser empático en el trabajo.


Hay tres grandes cosas que la empatía puede ayudarle a lograr en la oficina. En primer lugar, la colaboración entre compañero mejorará porque estamos tratando de sentir lo que la otra persona siente para entender y comprometerse con ellos.


En segundo lugar, cuando hay un énfasis en la construcción de relaciones sólidas y profesionales, los miembros del equipo son más felices y la empatía prospera.


Y por último, cuando los lideres están en la cima de la pirámide hacen de la empatía un valor fundamental, los managers son mejores líderes.


Varios estudios han demostrado que los equipos que son los más colaborativos, hablan por igual en las reuniones. Esto es posible porque cada uno de los miembros del equipo está participando en prácticas empáticas o toma de perspectiva. Los miembros del equipo confían el uno en el otro lo suficiente como para comunicarse libremente pero respetuosamente. Entienden quién es cada persona y valoran la diversidad que viene con las diferentes opiniones.

Como resultado, los miembros del equipo dan a sus compañeros de trabajo una plataforma para hablar abiertamente sobre diferentes ideas, mientras que se invierten genuinamente en entender esas ideas. Esta colaboración se puede lograr mediante la configuración de un sistema de comprobaciones y equilibrios cada vez que tres o más personas están en una reunión.


Asegúrate de que cada persona tenga la oportunidad de hacer una pregunta o decir su opinión sin juicio. Cuando aparece una idea inusual, no la descartes inmediatamente. Dé a la persona la oportunidad de explicar su proceso de pensamiento. Los equipos colaborativos ven opiniones diferentes como una oportunidad de crecimiento, no de ridiculización.


La siguiente razón por la que la empatía en el trabajo es valiosa, es porque fomenta relaciones fuertes. Una cosa a tener en cuenta es que para construir relaciones se necesita empatía. Con eso en mente, recuerde que nadie se convierte en exitoso por sí mismo. Tenemos firmes partidarios en el camino que nos ayudan a llegar a donde queremos estar. A menudo esas relaciones son la diferencia entre el éxito y el fracaso.


Este mismo sentimiento se aplica a empresas exitosas. Todos los líderes llegaron a donde están en parte porque se interesaron en otras personas, así como en otras empresas. Esas personas en las que se interesaron luego devolvieron el favor y ayudaron a esos fundadores, vicepresidentes y directores a llegar a donde ellos y sus empresas querían estar.


Cuando pones el foco no en simplemente establecer redes pero la pones en la construcción de relaciones, en ser empático, el éxito será mucho más fácil tanto en el trabajo como fuera de ella. Y por último, la empatía profesional es un factor clave en cómo se hacen grandes líderes. Lo que está pasando en la parte superior de la Pirámide gotea hasta el fondo.


Un liderazgo fuerte es un valor fundamental que necesita ser reevaluado constantemente. Los líderes empáticos participan activamente en la comprensión de su entorno. Podrán evaluar rápidamente las situaciones y tomar el curso de acción correcto para empujar a sus equipos hacia el éxito.

Saber lo que sus empleados pueden y no pueden hacer da a los líderes empáticos un punto de partida sobre cómo ayudarlos a mejorar y sobresalir.


La empatía en el trabajo es crucial para el éxito de la empresa. Cuando tu y tus compañeros de trabajo os sentís cómodos y seguros de hablar abiertamente entre sí, eres capaz de desarrollar relaciones más sanas y frutíferas. Como resultado, sientes que importas y te sientes lo suficientemente seguro en tu eEste artículo se basa en el curso ´comunicating with empathy´ de Sharon Steed que se puede encontrar en LinkedIn learning. ntorno para hablar y permitir que otros hagan lo mismo.


Nota: Este artículo se basa en el curso ´comunicating with empathy´ de Sharon Steed que se puede encontrar en LinkedIn learning.