Search

La Intensidad de la adopción de la tecnología - clave para crear oportunidades económicas

Resumen


En promedio, los países tienden a adoptar una nueva tecnología unos cuarenta y cinco años después de su invención.


Las diferencias entre las naciones ricas y pobres pueden explicarse en gran medida por la velocidad con la que adoptaron las tecnologías industriales.


Es la intensidad de cómo los países utilizan la tecnología, no simplemente el acceso, lo que crea oportunidades económicas.

Mucho de lo que hacemos en Adoptic se basa en la plataforma de Microsoft, ya que Microsoft es el líder del mercado en el espacio de trabajo digital y el espacio de aplicaciones colaborativas en equipo.


El CEO de Microsoft, Satya Nadella, escribió un libro en 2017 llamado Hit Refresh. La sección sobre la adopción de la tecnología es muy interesante porque, aunque se trata de una visión macroeconómica, nuestra conjetura es que esto también se aplica a la micro economía y probablemente a la teoría de la empresa dentro de la micro economía.


Del capítulo 9 Restaurar el crecimiento económico para todos: El papel de las empresas en una sociedad global:


Nadella: Esta cuestión de la difusión de la tecnología —la difusión de la tecnología— y su impacto en los resultados económicos siempre me ha fascinado. ¿Cómo podemos poner la tecnología a disposición de todos y, a continuación, cómo podemos asegurarnos de que funcione para beneficiar a todos?


Diego Comin y el economista Bart Hobijn pasaron años produciendo el conjunto de datos de Adopción Histórica de Tecnología (CHAT), que examina el marco de tiempo durante el cual 161 países adoptaron 104 tecnologías desde la energía de vapor hasta las PC.


Encontraron que, en promedio, los países tienden a adoptar una nueva tecnología unos cuarenta y cinco años después de su invención, aunque este retraso temporal se ha acortado en los últimos años. Basándose en este análisis, Comin está de acuerdo en que las diferencias entre las naciones ricas y pobres pueden explicarse en gran medida por la velocidad con que adoptaron las tecnologías industriales.


Pero igualmente importante, dice, es la intensidad que emplean en poner a trabajar las nuevas tecnologías. Incluso cuando los países que tardaban en adoptar nuevas tecnologías eventualmente se ponen al día, es la intensidad de cómo utilizan la tecnología, no simplemente el acceso, lo que crea oportunidades económicas.


¿Están las tecnologías aparcadas allí o la fuerza de trabajo está capacitada para sacarles el máximo provecho de la productividad? Eso es intensidad. "La pregunta no es sólo cuándo llegan estas tecnologías, sino la intensidad de su uso", me dijo el profesor Comin.


David McKenzie del Banco Mundial lo pone de otra manera. Encuentra "la necesidad de programas de capacitación más intensivos que tengan efectos más grandes en las prácticas comerciales". Las pequeñas empresas con menos de diez empleados superan en número a las grandes empresas de los países en desarrollo, y su probabilidad de sobrevivir y crecer se ve muy aumentada cuando saben cómo realizar un mejor mantenimiento de existencias, mantenimiento de registros y planificación, lo que puede resultar en menos deterioro y menos tiempo de inactividad que proviene de no tener las stocks o bienes adecuados. Eso también es intensidad de uso.


Los líderes de todos los niveles deben fomentar no solo la adopción rápida de nuevas tecnologías que puedan impulsar la productividad pare también la intensidad. Como me dijo el profesor Comin, no tienes que inventar la rueda, pero debes adoptarla rápidamente, porque "las sociedades que utilizan nuevas herramientas rápidamente probablemente sean más productivas".